Se comenta en los pasillos del poder, en cafetomanías, en las filas partidistas, en cuanta tertulia se organiza en el Distrito Federal que a tal grado ha llegado el descrédito de la dirigencia del PRD que buscan ampararse en la autoridad moral de Cuauhtémoc Cárdenas. Sin embargo es solo para la fotografía, porque los “Chuchos” no están dispuestos a dejarle a Cárdenas la dirigencia de su partido. Lo que menos importa a esta corriente de la izquierda “pragmática” es colocarse en la auténtica oposición, de allí que mantengan dirigencias estatales como la de Veracruz que actúa en cómoda connivencia con el poder, eso sí, bien maiceados.