639x360_1340761086_embarazo_adolescente

Por. Javier Laertes

En lo que va del presente año la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, atendió seis casos de menores centroamericanas embarazadas que transitaban en calidad de migrantes indocumentadas, reveló la titular de la dependencia Adelina Trujillo Álvarez.

En entrevista la funcionaria dependiente del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), reconoció que se trata de una situación que representa un riesgo para estas adolescentes.

Destacó que en prácticamente todos los casos, las menores enfrentaban un embarazo avanzado, lo que genera aún más riesgo en su tránsito en el ferrocarril para llegar a la frontera norte del país.

“Son varios, no son recurrentes, pero sí son varios los que nos ha tocado atender por medio del DIF estatal, en este año llevamos seis casos de niñas que hemos nosotros cuidado y albergado y llevado a término su embarazo que ya es muy avanzado, no pueden viajar en esas condiciones, las tenemos en un albergue y dan a luz”, detalló.

Puntualizó que se trata de menores que fluctúan en edades de 14 a 17 años y provienen de países de Centroamérica, donde resaltó que se les brinda toda la atención hasta que nace el bebé el cual se registra, para posteriormente repatriarlas con todos sus derechos a sus lugares de origen.

“Hemos tratado de colaborar y contribuir con niñas adolescentes que están embarazadas, tratamos de llevarles todo el seguimiento médico para que podamos ayudarlas hasta que dan a luz, se resuelve su situación migratoria, tenemos la facultad de representarle al niño, se registra al menor y se regresa al país de origen”, detalló y aclaró que todas estas acciones se realizan por medio de los consulados.

Respecto a los menores que viajan solos, la funcionaria destacó que se cuenta con un programa específico para ubicarlos y repatriarlos a sus países de origen.

Reconoció que en algunas ocasiones no sólo se trata de niños migrantes centroamericanos, sino menores de otras entidades del sur del país que buscan llegar a la frontera norte.

“Nosotros creemos que los niño deben ser tratados diferentes porque son vulnerables por el simple hecho de ser niños, y por ello la ley marca que los niños migrantes deben  tener un trato especial y diferenciado en albergues y personal especializado”, manifestó.

Finalmente Trujillo Álvarez explicó que el DIF estatal cuenta con albergues específicos, para dar alojo a estos niños migrantes en el momento que se requiera.

“Estos albergues deben tener el acondicionamiento especial para el trato de estos niños migrantes que tienen una condición diferente y que hay que atenderlos como tal en lo que se resuelve su situación migratoria”, finalizó.