Inmigrantes

Xalapa, Ver. 02 de May. (SPI/Kaleydoscopio).- La migración de millones de personas hacia grandes urbes es cada vez mayor y demandan más recursos como agua, energía, saneamiento, entre otros servicios, cuenta un artículo del Banco Mundial.

Actualmente, dice, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y se estima que para 2025 el 10% de los habitantes del planeta –cifrados en más de 7,000 millones de personas– se aglutinará en 37 ciudades.

En el caso de los países en desarrollo, la tendencia es más acentuada. Por poner un ejemplo, en América Latina, la región más urbanizada del mundo en desarrollo, ocho de cada 10 de sus residentes viven en áreas urbanas.

Hoy el mayor impacto y a su vez uno de los mayores desafíos para la igualdad urbana y la calidad de las ciudades es el cambio climático.

“A medida que crece nuestra población, debemos reconocer que nuestro consumo de los recursos del planeta es insostenible. Es necesaria una transformación mundial de actitudes y prácticas”, afirma el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

Especialmente, dice, es urgente abordar la manera en que generamos la energía que impulsa nuestro progreso. La quema de combustibles fósiles es el principal factor del cambio climático, que constituye una creciente amenaza a la prosperidad y la estabilidad en todas las regiones, señaló.