Por Mario Mijares

Contra la muerte, nosotros demandamos vida. Contra el silencio, exigimos la palabra y el respeto. Contra el olvido, la memoria. Contra la humillación y el desprecio, la dignidad. Contra la opresión, la rebeldía. Contra la esclavitud, la libertad. Contra el crimen, la justicia. EZLN (24/05/2014)

1.- Las relecturas de los libros son increíbles, descubres de repente que se te olvidó lo que ya habías leído. Así me sucedió con el presente libro, de título, Origen de los mexicanos, el cual contiene el Códice Ramírez, mismo que describe de manera sencilla y bella, el dramático enfrentamiento hispano-azteca desde la mirada tetzcocana. En uno de los pasajes, el autor describe de cómo el caudillo de nombre Mexi, (del cual toman el nombre de mexicanos) traía consigo un ídolo que llamaba Huitzilopuchtli. Mexi afirmaba que éste les había ordenado salir de su tierra, misma que se encontraba al norte de hemisferio, prometiéndoles que los haría príncipes y señores de todas la provincias de su alrededor. Lo primero que hacían al arribar en algún paraje, era edificar tabernáculo o templo para su dios, al mismo tiempo que sembraban semillas de riego y temporal que usaban para su sustento.

Prosiguiendo de esta suerte su viaje, arribaron a la provincia a la cual le pusieron el nombre de Michhuacan, que significa “Tierra de los que poseen pescado”, por lo mucho que allí concurre, allí descubrieron hermosas lagunas y frescura. Mexi, consultó a  Huitzilopuchtli que significa,  “Siniestra de un pájaro”, le preguntó que si esta era la tierra que le había prometido, entonces el cabecilla, dentro de su sueño, él afirmó que le había dado la respuesta, la cual le satisfacía. Empero, la respuesta la tendrían, pero el modo de saberla, sería que todos entraran a bañarse en la laguna grande, conocida como Pátzcuaro, -uno de los lagos más significativos de México, el lago tiene 408 kms2 de agua potable: en el interior se encuentran cinco islas, siendo Janitzio la más importante-. Así hombres y mujeres, después de que entraron, se diese aviso a los que afueran quedaban [para que] hurtaran su ropa y así se hizo. Y una vez burlados y desamparados no soportaron la ofensa, fue así como los agraviados mudaron de vestimenta y de lenguaje. De esa manera se diferenciaron de la gente o estirpe mexicana, la cual continúo viajando por un sinfín de regiones hacia el Sur.

2.- Los descendientes de los tarascos o purépechas habitan el actual Estado de Michoacán de Ocampo. Tal como ya se señaló, son procedentes del Norte. Así ahora con el nombre de tarascos, después de adoptar la cultura mesoamericana, formaron una poderosa región que bajo el gobierno de cazonzi Tariacuri, desafió a los orgullosos habitantes de Tenochtitlan, la capital azteca. El desarrollo socio-económico de los purépechas resulta atípico, pues según algunos investigadores, esta cultura se aleja de la línea típica de Mesoamérica, sobre todo por su trabajo en el cobre para fabricar armas e instrumentos de producción. Asimismo, se usó la propiedad privada de la tierra, la cual estaba difundida para todas las clases sociales, empleando incluso mano de obra esclava para el cultivo. Su territorio y dominio abarcaba hasta la región de Guerrero. Hoy día en Michoacán, la cultura purhépecha sobrevive, y conserva su idioma en gran parte de la región central del estado de Michoacán.

3. Es terrible lo que sigue aconteciendo en esa gran entidad federativa, los Pueblos Indígenas de Michoacán desde la presidencia del Tata Cárdenas, sólo se habla de los indígenas y de sus problemas. Es así como se escuchan las promesas de soluciones por parte de políticos y gobernantes estatales y federales. El Primer Congreso Indigenista Interamericano se celebró en esta ciudad en 1940, y de aquí partió la creación del Instituto Indigenista Interamericano y años más tarde la fundación del Instituto Nacional Indigenista (INI) (1948). El Centro Regional para la Educación Fundamental (CREFAL), institución pionera de carácter multilateral, fue establecido en esta provincia en 1950 para contribuir a eliminar el analfabetismo en México y los demás países de América Latina. Pero la situación de esas comunidades continúa en el mismo lugar.

No obstante, hoy día el lago de Pátzcuaro, también encara una trágica degradación medioambiental y ecológica, la misma deforestación y el saqueo de las riquezas de los bosques persisten sin freno alguno. Permanecen también los conflictos entre comunidades vecinas en las regiones de la Meseta y la Cañada de los Once Pueblos, donde impera la ingobernabilidad y por disputas en la tenencia de las tierras comunales. Al mismo tiempo, ante la falta de educación y oportunidades de empleo, los jóvenes -hombres y mujeres- tienen ahora que dejar atrás a sus familias y emigrar en busca del sustento, ya sea como peones agrícolas mal pagados en otras regiones del país o como jornaleros indocumentados que arriesgan todo por irse a trabajar a EUA.

Tendrá que hacerse real el resurgimiento zapatista, ya que ellos han estado en ese Estado, señalando que la lucha continua, sobre todo desde que asumió el gobierno federal el “telepresidente Enrique Peña Nieto”, tal como se le conoce por estas tierras. EPN manda sólo paliativos en donde hay problemas graves, olvidándose de la nación mexicana. Tal como lo dice Julio Hernández, en La Jornada: han sido “esas políticas de exclusión social mayoritaria, para beneficio de élites amafiadas, las cuales cuentan con el visto bueno y la supervisión de la potencia vecina, cuyo secretario de Estado, John Kerry”, el cual se reunió ayer, con los peleles de este México, -que ya no es nuestro- ¡NO más fuerzas paramilitares en esta nación!