Original Title: Sandfly_15-11.jpg

Xalapa, Ver. 14 de May. (SPI/Kaleydoscopio).-  Las enfermedades transmitidas por animales patógenos como mosquitos, flebótomos, chinches, garrapatas o caracoles de agua dulce que propagan infecciones son una auténtica plaga y los mosquitos atormentan a la mayoría de los mexicanos.

Datos de la Secretaría de Salud indican que las enfermedades transmitidas por vectores son un problema de salud pública, pues proliferan en cerca de 60% del territorio nacional.

El dengue es la enfermedad de mayor crecimiento en el mundo, su incidencia se ha multiplicado 30 veces en los últimos 50 años. En 2012 se registraron en México 28,562 casos, enfermedad con mayor número de casos en América Latina, según el Inegi.

De estos casos, 58.1% corresponde a la población no asegurada, mientras que el restante (41.9%) corresponde a derechohabientes de IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena y la Semar. La enfermedad provocó 63 muertes.

Ese mismo año, se atendieron a 51 personas en hospitales privados a causa del paludismo (malaria), de las cuales 61% son hombres y 39% mujeres; en las instituciones públicas se registraron 95 casos.

Conocida como “ceguera de los ríos”, la oncocercosis es transmitida por moscas negras infectadas en arroyos, principalmente en zonas tropicales; los hospitales privados registraron 50 casos y las instituciones públicas sólo dos, ese año.

Hospitales privados registraron 13 casos de tripanosomiasis o enfermedad de Chagas, y los públicos 65.

Las medidas preventivas incluyen lavar con jabón y poner boca abajo cubetas, piletas, tinacos, cisternas, floreros, bebederos de animales y cualquier recipiente que acumule agua; eliminar charcos y drenajes al aire libre, y deshacerse de botellas, llantas, latas o trastes inútiles.

En zonas de riesgo, también conviene la ropa con barrera a picaduras, repelentes de insectos, mallas protectoras, mosquiteros tratados con insecticida, y controlar la basura en jardines.