Desempleo

Por Hilario Barcelata Chávez 

Columna ECONOMÍA Y SOCIEDAD

La economía veracruzana se encuentra colapsada. Durante el cuarto trimestre de 2013 el Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) cayó un -1.5% comparado con el mismo período del año anterior, situación precedida por un pobre desempeño en los trimestres anteriores, durante los cuales el crecimiento nunca pudo superar siquiera el 1%.

Todo esto es resultado del pésimo comportamiento de la industria, cuya producción cayó en un -3.5% en el cuarto trimestre, pero que durante el año registró también caídas en el primer trimestre de -1.5% y  en el segundo de -2.2%. De igual modo, el sector Servicios registró resultados negativos ya que en el cuatro trimestre se redujo un -0.3% lo cual es la continuación de una caída tendencial que inició el primer trimestre con una tasa de 2.2%, en el segundo 1.6% y en el tercero 1.4%.

imagen

Este comportamiento descrito explica el pobre desempeño acumulado anualmente que registró la economía estatal, reflejándose en un estancamiento total ya que el PIBE apenas ascendió un 0.2% durante todo el año, lo cual representa el peor resultado de los últimos tres años.

imagen1

Al comparar la situación de Veracruz con el resto de las entidades federativas se puede observar un rezago muy importante del estado, ya que ese 0.2% de crecimiento anual lo coloca en el lugar 20º a nivel nacional, muy lejos del resultado que obtuvo Baja California Sur que creció 6.1%, Quintana Roo con un 4.7%, Chihuahua con 4.5 y Aguascalientes con 4%. De igual modo puede verse el rezago en el ámbito industrial, donde Veracruz registró una caída de la producción del 1.6% durante 2013, lo cual lo ubica en el 19º lugar, muy alejado del comportamiento de Baja California Sur que en este sector creció 14%, de Chihuahua que creció 5.6%, Guanajuato 5.5 y Aguascalientes 4.9%.

imagen2

Lo mismo sucedió en el sector Servicios, donde el mediocre crecimiento del 1.2% de ese sector ubica a Veracruz  en el lugar 28º entre las entidades que menos crecieron, muy lejos del resultado obtenido por estados como Quintana Roo que en este sector creció 5.2%, Nayarit 5.1 y  Baja California Sur 4.1.

imagen3

Según se puede ver, el estancamiento productivo ha sido una constante en el estado de Veracruz en los últimos tres años, ello queda expresado de manera muy clara al observar  que durante ese período el PIBE creció 6.6%, lo cual representa uno de los peores desempeños observados por entidad federativa, colocando al estado en el lugar 24º a nivel nacional, muy lejos de Quintana Roo que creció 18.3% en el mismo período, Sonora 15.2%, Guanajuato 15.1, Baja California Sur 14.9 y Coahuila 14.6%.

imagen4

Esta situación es resultado de un modelo de desarrollo económico estatal que está en crisis, el cual se basa en un patrón productivo obsoleto, ineficiente y con escasa competitividad. Una estructura que requiere ser modernizada y diversificada.

Pero esta situación también es resultado de un gobierno estatal y gobiernos municipales ineficientes, incompetentes y corruptos que han sido incapaces de crear una estrategia capaz de propiciar las grandes transformaciones que requiere la economía estatal.

hbarcel@nullhotmail.com