su4_accidente

Por Javier Laertes. 

 

La mayoría de los accidentes viales se producen por la imprudencia del conductor, pues en el caso de los impactos con camiones pesados en carretera se generan porque el automóvil se estrella con los mismos, reconoció el secretario estatal del Consejo para Prevención de Accidentes Pedro Múzquiz Peña.

En entrevista el funcionario dependiente de la Secretaría de Salud mencionó que las carreteras y autopistas de alta velocidad, deben cumplir con especificaciones que determina la autoridad para que se autorice su construcción.

“Si las autopistas tienen que cumplir estándares internacionales y nacionales, deben tener si hay pendientes prolongadas deben tener sus rampas de emergencia y cuentan, pero desde la misma planeación debe estar consideradas si no, no se autoriza”, señaló.

Reveló que el 80 por  ciento de los accidentes se ocasionan por la irresponsabilidad del conductor, mientras que apenas el 13 por ciento se refiere al mal estado de las vías de comunicación.

“La menor parte, el 80 por ciento de los accidentes son por una irresponsabilidad del usuario, del conductor, del peatón o del usuario de la moto, 13 por ciento se debe a las condiciones de las vías llámese avenidas calles, bulevares, carreteras, caminos, rurales, autopistas”, detalló.

Asimismo mencionó que apenas el siete por ciento de los percances se presentan por fallas mecánicas del vehículo como son los frenos o las luces, empero, insistió en que la mayoría de los accidentes se deben a la conducta de quien maneja.

 y un siete por ciento a las condiciones del vehículo, son problemas de frenos, de las luces, los limpiadores, el 80 por ciento tiene que ver con la conducta del usuario de la vía, ocupante de un vehículo, usuario de una moto o el peatón”, reiteró.

Recordó además que los peatones también en muchas ocasiones son responsables, al no utilizar las banquetas o en su defecto los puentes y pasos peatonales.

Señaló que de las 750 decesos que se registran anualmente en la entidad derivados de accidentes viales, al menos 220 fueron por atropellamientos.

“De las 750 muertes que hubo en 2011, 220 fueron por atropellamiento, hay banquetas, hay puentes peatonales y los tenemos que utilizar”, puntualizó.

Insistió en el llamado a la población a tomar las medidas de seguridad al conducir una automóvil o una motocicleta, que son no ingerir bebidas alcohólicas, utilizar el cinturón de seguridad, no exceder los límites de velocidad, así como utilizar el casco de seguridad.

“El grupo de riesgo de cinco a 29 años la segunda causa de muerte son los accidentes viales”, concluyó.