11156_ex

Xalapa, Ver. 16 de Ago. (SPI).- Empleados de empresas privadas que se dedican a calibrar básculas en comercios de mercados municipales se hacen pasar como inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

El encargado de la Subdelegación de Profeco-Xalapa, Santiago Guadalupe Gómez Ortiz,  explicó que si bien esas empresas tienen la autorización de la Secretaría de Economía, es ilegal que sus trabajadores se hagan pasar como inspectores de la dependencia.

“En el norte, empresas particulares con autorización de la Secretaría de Economía, acuden a municipios a pedir permisos para calibrar básculas y lo hacen vinculándose a Profeco cuando es falso”, denunció el funcionario federal.

El servidor público aseguró que son “cientos de casos” los detectados, principalmente en municipios del norte del estado, aunque también los han detectado en la región de Perote.

En entrevista, advirtió que estas empresas no tienen facultades para amenazar con multas a los comerciantes, pues al hacerlo se convierte en un fraude.

“La procuraduría es una única entidad oficial para calibrar y cobrar arancel de 220 pesos, por eso son falsos verificadores de la Profeco”, manifestó.

Detalló que estas personas incluso acuden con los presidentes municipales, regidores y directores de comercio para pedirles que les dejen trabajar en su zona, a pesar que cometen una ilegalidad.

“Cuando acudimos nosotros nos encontramos primero que están mal calibradas y segundo nos dicen de qué nos vamos a morir, pues van de manera prepotente”, dijo.

Por eso, reveló que han comenzado a girar oficios a presidentes municipales para que no se dejen sorprender cuando representantes de estas empresas lleguen a notificarles que harán visitas a comercios.

De manera paralela, dijo, notificará de las irregularidades a la titular de Profeco, Lorena Martínez y le pedirán la cancelación de estas empresas, como ha ocurrido con otras 38 del Estado de México y Nuevo León.

Foto: Radiover