La deuda municipal veracruzana es más elevada ahora que el año pasado, pues 45 municipios han recibido préstamos provenientes de Banobras por la cantidad de 800 millones de pesos y, según informa el delegado estatal de esa institución de crédito, Salvador Manzur, en octubre hará entrega de préstamos adicionales por aproximadamente 500 millones de pesos. En tiempos normales, es conveniente conseguir recursos frescos para hacer obra adelantada, y es saludable aprovechar la oportunidad, pero en la precaria situación en que se encuentran los municipios del estado, mucho se teme que en vez de aplicar el recurso fresco a la realización de infraestructura nueva se destine a gastos suntuarios o al gasto corriente, para quedar finalmente en peores condiciones que al principio. Con esos préstamos también aumenta la deuda consolidada del Estado.