Por un lado, los analistas de temas económicos y financieros aseguran que el crecimiento económico de México es bajo, por su parte, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, habla en sentido contrario: vamos bien y que crecemos arriba del promedio en que lo hacen los otros países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que con el repunte del último trimestre permitirá un crecimiento de 2.7 por ciento anual. Qué mejor que así fuera.