Según Víctor Alvarado, Secretario del Medio Ambiente, de no empezar a tomar medidas la calidad del aire se irá descomponiendo hasta el grado de obligar a imponer programas de contingencias. Señala los casos de Minatitlán y de Xalapa, la primera por la industria de la petroquímica que arroja a los aires contaminantes peligrosos, la segunda por el número de vehículos que circulan diariamente por sus estrechas calles. En Xalapa, dice, se podría llegar a implementar el programa “hoy no circula” y ajustar la verificación vehicular como medidas necesarias para impedir que el aire se siga envenenando a niveles peligrosos para el ser humano.