“El petróleo es el mejor negocio del mundo, bien administrado; y es el segundo de los mejores negocios del mundo, mal administrado”. Así lo expresó Carlos Romero Deschamps el dirigente del sindicato de petroleros de México.