Los comerciantes de la región de Xalapa deben estar atentos de ciertos empleados de empresas que se dedican a calibrar básculas en comercios de mercados municipales, y se hacen pasar como inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor con el propósito de multarlos. Así lo expresó el encargado de la subdelegación de profeco en Xalapa, Santiago Gómez Ortíz. Son “falsos” verificadores, y“Cuando acudimos nosotros nos encontramos primero que están mal calibradas y segundo nos dicen de qué nos vamos a morir, pues van de manera prepotente”. No estaría de más que los comerciantes exijan la identificación a los presuntos inspectores.