El subsecretario de gobierno, Marlon Ramírez Marín, declaró que el gobierno no dio línea a los diputados locales para auditar a los ayuntamientos de Boca del Río y Tantoyuca. Sólo que, por si hubiera alguna duda de la presencia de Erick Lagos en el Congreso estatal prácticamente aceptó que sí estuvo allí, pero de ninguna manera para tirar línea a los diputados.“El secretario como todos los funcionarios de gobierno, él tiene la responsabilidad de analizar ver y coordinar diversos temas no solamente con el poder Legislativo, sino con el poder legislativo, el gobierno federal y los gobiernos municipales, y eso lo que denota es una coordinación permanente”. La puntilla:“hay una máxima que dice que cada uno de nosotros somos esclavos de nuestras palabras y de nuestros actos”. Se lee en alcalorpolitico.com