Fueron encontrados los restos mortales que pudieran ser de un empresario hotelero de Costa Esmeralda, secuestrado en días pasados. El hallazgo confirma, una vez más, el grado de peligrosidad que ha alcanzado aquella zona del norte del estado que con todo y blindaje no deja de ser peligrosa.