Cinco importantes lagunas han desaparecido del entorno natural del municipio de Veracruz a causa del crecimiento desordenado de la ciudad, así lo asegura Clorinda del Carmen Sarabia, responsable del sitio RAMSAR. Ahora quedan 26 lagunas, de las que 18 están protegidas calificadas como sitios RAMSAR. Lo curioso, rayano en la impunidad es que de las lagunas que han sido cegadas se conoce a quienes las han rellenado y no se actúa en su contra por un claro atentado contra la naturaleza. Todavía peor, ha habido autoridades cómplices de esos atropellos y nada se ha hecho asì sea para sentar un precedente que evite daños posteriores.