Iberdrola

Información de sinembargo.mx

Ciudad de México, 21 de agosto (SinEmbargo).– El Presidente Enrique Peña Nieto no requiere ir a España para que alguien le susurre de las conveniencias de abrir el sector energético a las empresas de ese país. Es suficiente con que el mandatario llame uno de los siete coordinadores de la Oficina de la Presidencia para que un miembro de la Junta de Iberdrola México se haga presente.

Y es que existen nombres que no dicen no mucho, que en el panorama político mexicano poco han destacado, pero en el momento en que el sector energético ha quedado abierto, su influencia ha estado en la primera línea de fuego.

Uno de esos nombres es el de Jesús Ramírez Stabros, integrante del Consejo de Administración de Iberdrola México desde el 5 de julio de 2013, según se aprecia en la propia página de Internet de la multinacional energética y una de las beneficiarias de la apertura del sector eléctrico.

El portal de la Oficina de la Presidencia de la República también consigna en su directorio a Jesús Ramírez Stabros, quien se desempeña como Coordinador de Vinculación, cargo por el que “promueve las relaciones interinstitucionales de la Oficina de la Presidencia con organizaciones e instituciones de los sectores público, social y privado. Atiende las solicitudes y peticiones de grupos sociales”.

La función operativa más importante desempeñada por Jesús Ramírez ha sido como enlace entre Los Pinos y las Cámaras de Diputados y de Senadores, papel especialmente intenso durante la pasada reforma constitucional en materia energética.

El cargo de Ramírez Stabros es equiparable al de un Subsecretario de Estado por lo que recibe un sueldo mensual neto de 138 mil 765 pesos más todas las prestaciones propias de su nivel jerárquico.

En 2009, cuando era Diputado federal de la oposición priista, criticó los gastos de la Oficina de la Presidencia: “Es un abuso, sobre todo el que no exista comunicación clara y explicación exhaustiva por parte de la Secretaría de Hacienda y por parte del Ejecutivo federal del gasto que hace”, reprochó entonces.

Jesús Ramírez Stabros depende directamente de Aurelio Nuño Mayer, el influyente jefe de la Oficina de la Presidencia y ex coordinador de asesores de Luis Videgaray Caso cuando el hoy Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pasó por la Cámara de Diputados. Así, Ramírez Stabros es parte del grupo inmediato de asesores que apoyan a Enrique Peña en la toma de decisiones de coyuntura.

 México es nodal para el negocio mundial de Iberdrola.

 Según su información corporativa, entre 2014 y 2016, la compañía invertirá 16 mil millones de pesos que se sumarán a los cerca de 36 mil millones que han desembolsado ya en el país a través de sus dos subsidiarias: Iberdrola Generación México y Iberdrola Renovables México.

La firma ibérica prevé ampliar su capacidad térmica mediante centrales de ciclo combinado de gas, hidrocarburo colocado en el centro de las discusiones y en que se basa la promesa presidencial de reducir el costo de la electricidad. Todo está en marcha.

A las recientes adjudicaciones obtenidas para el desarrollo de plantas en Baja California y las previstas en el sector conocido como Norte III se suma la ampliación de una más en Monterrey. El gigante energético también avanza hacia la generación de energía eólica en el Istmo de Tehuantepec. Las metas de Iberdrola en México son claras: “Potenciará su liderazgo como primer generador privado de energía eléctrica”.

Función del diario El País, de España

 Los planes de Iberdrola, junto con otros interesados en el sector como Repsol y OHL, han sido empujados por funcionarios españoles y, de manera decidida, por su prensa. En este sentido se ha señalado al Grupo Prisa, consorcio que edita al diario El País, el más influyente en el mundo hispanohablante, de promover desde sus páginas los cambios constitucionales en México.

Sin rodeos, sus directivos han sostenido que ven con simpatía las reformas y no han dudado en calificar como “valiente” al Presidente mexicano por presentarlas al Congreso de la Unión.

El rotativo ha elogiado el papel conductor del Secretario de Hacienda Luis Videgaray, de quien han subrayado su capacidad de remover el tema del narcotráfico como el central en la agenda mexicana para colocar, en su lugar, el de la economía.

Lo que no ha dicho El País, no de manera explícita, es que Javier Díez Polanco, ex director general de Grupo Prisa-El País es otro miembro del consejo de administración de Iberdrola México.

En la misma mesa directiva aparece la mexicana Eugenia Solana Morales, consejera independiente, de quien se dice: “Consultora en asuntos de índole Financiero para Banco Santander, Asociación de Bancos, en temas de energía: para Pemex en el diseño de los contratos de servicio múltiple”.

Algo más de la trayectoria de la presidenta de Solana Consultores y Asociados: *Entre 1993 y 1995 fue directora de Servicios al Comercio Exterior de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. Participó en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. *Durante 1988 y 1989 trabajó en la Gerencia Jurídica de Pemex como encargada de los acuerdos y contratos que involucraran las 200 millas náuticas del mar patrimonial mexicano. Georgina Kessel Martínez, ex Secretaria de Energía, directora de Banobras en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, se integró en 2013 al Consejo de Administración de la matriz empresarial de Iberdrola.

Como titular de Energía y presidenta del consejo de administración de Pemex, de diciembre de 2006 a enero de 2011, participó en la adjudicación de los mayores contratos a Iberdrola por cerca de 20 mil millones de pesos. El 11 de noviembre de 2008, una vez aprobada la previa reforma energética de Felipe Calderón, Kessel declaró que “el 70 por ciento de las actividades de Pemex en exploración y producción ya las realizan otras empresas”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/21-08-2014/1092883.