Por Raymundo León

15 de agosto del 2014

 

El ciclo escolar que inicia obligará a todas las escuelas de educación básica a impartir también educación artística. Así lo aprobaron los diputados locales el 31 de julio del presente año.

El dictamen aprobado reforma el artículo 145 y adiciona el artículo 145 Bis de la Ley de Educación para el Estado de Veracruz. De esa forma, 145 queda como sigue: “La educación artística será obligatoria en la educación básica, teniendo por objeto propiciar el desarrollo armónico e integral de las habilidades, facultades, expresiones, aptitudes y vocación para las diversas manifestaciones del arte y la cultura, mediante la enseñanza del conocimiento y sensibilización sobre los contenidos, fines y valores relacionados con este campo de desarrollo humano, en los diferentes tipos, niveles y modalidades previstos en la presente ley, de conformidad con los ordenamientos y disposiciones que detallen la organización y funcionamiento de las instituciones creadas para el adecuado perfil de este tipo educativo”.

En tanto, el artículo 145 Bis establece que la educación artística se impartirá, promoverá, fomentará y difundirá la cultura artística de los veracruzanos, conforme a los planes y programas que emita la autoridad educativa federal y difundirá la cultura en todas sus manifestaciones, para lo cual: I. Servirá como modelo pedagógico, transversal y vinculante con las demás asignaturas del plan y programas de estudio para la Educación Básica y Media Superior para la transformación del sistema educativo estatal y su estructura de enseñanza. II. Desarrollará su capacidad creadora e innovadora estimulando el pensamiento divergente, fortaleciendo la originalidad y las respuestas de independencia intelectual aplicadas a la solución de sus problemas. III. Fomentará el aprendizaje y practica de los elementos básicos de los lenguajes artísticos que le permitan al educando desarrollar habilidades para la vocación artísticas en cualquiera de sus manifestaciones. IV. Fomentará entre los educandos, el respecto, conservación y difusión de los bienes que integran el patrimonio artístico, histórico, científico, cultural, tangible e intangible del Estado de Veracruz. V. Fomentará en los niños la paz, el entendimiento intercultural, el respecto a la composición pluricultural y multiétnica del Estado que se sustenta, originalmente, en la identidad de sus pueblos indígenas, basados en sus lenguas, tradiciones, usos y costumbres, y a su etnohistoria y cosmovisión. VI. Estimulará la sensibilidad y la percepción del educando, mediante actividades en las que descubra, explore y experimente las posibilidades expresivas de materiales, movimientos y sonidos, a través de su práctica por lo menos durante dos horas a la semana por un profesor experto en la materia. VII. Desarrollará la creatividad y la capacidad de expresión del educando mediante el conocimiento y la utilización de los recursos de las distintas formas artísticas.

El planteamiento expuesto por la diputada local Minerva Salcedo Baca refiere que la educación impartida por el estado tiene una asignatura pendiente en materia de educación artística y que por ello en la educación básica no hay una estimulación al desarrollo de todas las facultades del ser humano, pues aunque esté en los programas y planes de educación, muchas escuelas no la enseñan y muchas veces es considerada como un lujo, al alcance sólo de ciertas clases de la sociedad. Además, se lee en la exposición de la legisladora, no se ha valorado que la educación artística permitiría al alumno desarrollar su capacidad de sentir, explorar, conocer y transformar la realidad a la vez que facilita el desarrollo integral y armónico de las cualidades humanas. Considerándose la presencia del arte en la educación, como algo que favorece la comprensión y expresión de la belleza, siendo su propósito, por tanto, el desarrollo de la sensibilidad estética, el despertar de los procesos creadores y la ampliación de los potenciales personales, posibilitando profundizar en el papel del arte como una esencial e irrenunciable forma de conocimiento. Las artes sonoras, visuales y del movimiento, de las que se nutre la educación artística ayudan a experimentar, aprender y desarrollar gran número de destrezas, habilidades y estrategias creativas que luego pueden ser transferidas a otros contextos y campos.

De acuerdo con el documento en cuestión, el Anexo Estadístico del III Informe de Gobierno, en Veracruz existen 9 mil 749 escuelas de nivel primaria, de las cuales solamente 80 de ellas tienen algún maestro de educación artística. En información proporcionada por la Subsecretaría de Educación Básica y en Secundaria, de un total de 3 mil 311 escuelas, cifra obtenida del Anexo Estadístico del III Informe de

Gobierno 2012-2013, solamente cuentan con mil 162 maestros de esta especialidad, información proporcionada por la Dirección General de Escuelas Secundarias Estatales; es decir, sólo el 0.82 por ciento de las escuelas de nivel primaria tiene un maestro que imparta la materia de educación artística.

Por ello, se puede decir que en Veracruz se incumple con el Acuerdo 592 referente a la articulación de la educación básica en México emitido por la Secretaría de Educación Pública, publicado en el Diario Oficial de la Federación

el 19 de Agosto de 2011, que establece una carga horaria semanal en nivel primaria de una hora de trabajo y a nivel secundaria de dos horas, esta carga

se aumenta a dos horas y cuatro horas, para las escuelas de tiempo completo y de jornada ampliada en los mismos niveles.

Este ciclo escolar, además del reto cotidiano que tienen los profesores de educación básica implica también impartir a los niños y jóvenes educación artística con la finalidad de propiciar el desarrollo armónico e integral de las habilidades, facultades, expresiones, aptitudes y vocación para las diversas manifestaciones del arte y la cultura, que, está probado, ayudan muchísimo a forjar buenos y mejores ciudadanos y seres humanos.

 

Inicio caótico

 

El regreso a clases será caótico para muchos padres de familia. Las obras que realiza el ayuntamiento de Xalapa y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el primer cuadro de la ciudad influirán mucho en ello. El retraso considerable en las mencionadas obras harán que este inicio de clases sea para muchas familias muy problemático.

Es verdad que la obra que se realiza en la calle Hidalgo no es responsabilidad del ayuntamiento de Xalapa, pero también es verdad que el alcalde Américo Zúñiga Martínez no ha querido intervenir a favor de los xalapeños a quienes gobierna, a pesar de que han clamado por su intervención y que se evite con ella la quiebra de cuando menos 20 comercios. La actitud mostrada hasta ahora por el edil no hace más que dejar ver que en realidad no le interesa pugnar por los ciudadanos a quienes prometió una y otra vez servir durante su campaña e incansablemente en su discurso inaugural como alcalde.

Las obras que se realizan en Pípila y el primer cuadro de la ciudad, que sí son responsabilidad del ayuntamiento, entorpecerán sin duda alguna la movilidad de los ciudadanos, pero parece que eso no preocupa en el palacio municipal.

No se gobierna una ciudad prometiendo a los ciudadanos mejorías y cometiendo la torpeza de no calcular bien los tiempos de realización de obras o iniciarlas sin saber si habrá recursos para continuarlas y terminarlas en el tiempo prometido para no ocasionar afectaciones a los ciudadanos en todos los sentidos.

Américo Zúñiga le queda mal a los xalapeños, y apenas van ocho meses de su gobierno.

 

e-mail: desdelaesquina@nullhotmail.com