Cuando un funcionario de la Secretaría de Salud federal declaró que el ébola no llegaría a México, se nos enchinó el cuero cabelludo porque cuando algo así es expresado por un funcionario mexicano significa precisamente lo contrario. Un simple contacto corporal basta para la trasmisión de esta terrible enfermedad que azota al África, en donde se ha mantenido encerrada. Cuitláhuac Ruíz Matus, Director de Epidemiología de la Secretaría de Salud dijo a Notimex:“dadas las características del contagio y las medidas preventivas para este virus es absolutamente poco probable, no sólo que llegue a México, sino a cualquier otra parte de la geografía mundial”. Que así sea.