Hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha llegado el caso del adeudo por 220 millones de pesos que mantiene el ayuntamiento de Tuxpan, Ver., con la Delegación Norte del IMSS en Veracruz. Esa es una deuda institucional que deviene de antaño porque administraciones pasadas fueron omisas e irresponsables, y quizás hasta prepotentes, al evadir una obligación fundamental de todo gobierno como es la de proteger en materia de salud a sus trabajadores. La deuda data de 2007 a la fecha y ubica a este municipio en la calidad de moroso ante el IMSS; por cierto, de los 212 municipios es el único en esa condición.