Con el anuncio que hizo el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas sobre que siempre sí competirá por la dirigencia nacional de ese partido, las antenas de Los Chuchos empezaron a vibrar intensamente pues la candidatura de Cárdenas levantaría mucho revuelo al interior de las tribus que componen ese partido y que no están de acuerdo con la actual conducción del mismo. En esa tesitura, el Partido amarillo está en una encrucijada porque mucha de su militancia se siente atraída por la posibilidad de irse a Morena o esperar a ver qué dice Cárdenas; en octubre definirá su futuro inmediato.