Dice Agustín Basilio que no es posible cambiar a los Consejeros del Instituto Electoral Veracruzano debido a que no se reformó la Constitución Política del Estado en asuntos de materia electoral. Lo que significa, según su interpretación, que las reformas al Código electoral resultan inconstitucionales y para poder hacerle reformas se requiere darle sustento en la Constitución local. Si esto es verdad, entonces estaremos ante otro gran show en el Estado.