De ser cierto, habrá que anotarle una buena al Partido del Trabajo por la implementación de un programa de capacitación para producir hongos y hortalizas, del que dice Hugo Palacios que “consiste en dar capacitación, el PT no reparte despensas, láminas, ni bultos de cemento, lo que buscamos es que la gente participe en solucionar sus problemas de alimentación”. Esta última información que divulga es preocupante, pues teniendo tierras feraces dependemos en un 80% de productos cultivados en Puebla y en el Estado de México. Critica los programas implementados por el DIF, sin resultados positivos, porque no se capacita adecuadamente, dice. Cada partido político recibe una cantidad determinada de dinero por concepto de prerrogativas, si destinaran parte de ese recurso a este tipo de actividades quizás les arrimaría buen número de votos.