Ahora que ya no se utilizarán las viviendas que se construyen e iban a servir como albergue a las delegaciones deportivas y que por esta razón el gobierno se encargó de proporcionar las facilidades de terreno, permisos y conectividad, todo con dinero público ¿Qué darán a cambio las compañías constructoras que así fueron beneficiadas? ¿Harán sustanciales descuentos en las ventas de sus viviendas, o todo para el ganador? El gobierno está obligado a transparentar este asunto, pues se privilegió a empresas con apoyos fuera de lo ordinario, como la entrega de un terreno propiedad del patrimonio estatal.