Después del desastroso trienio municipal anterior, que dejó las finanzas municipales en menos cero, el actual alcalde se debate entre las críticas de la ciudadanía que lo llevó al poder municipal pues no ha hecho nada que revele que sacará a Fortín del bache en el que se encuentra. El alcalde, Armel Cid de León, se justifica explicando que las arcas municipales están exhaustas y que ha peregrinado por las dependencias estatales buscando apoyos pero que en el gobierno estatal están igual y lo mandan a la Federación.No puedo terminar en siete meses lo que se hizo en tres años”, “la ciudadanía no sabe que no hay recursos”, termina por explicar.