La Procuraduría Federal del Consumidor informa que ha inmovilizado 180 bombas despachadoras en la entidad veracruzana en lo que va del año en curso. El motivo principal es que no sirven litros completos, un viejo expediente al que no se ha podido poner remedio porque es recurrente. Y así seguirá mientras no se apliquen sanciones más severas o de plano de cancele la franquicia.