Por Mario Javier Sánchez de la Torre

27 de agosto del 2014

 

    Por el momento todo parece indicar que la velocidad con la que se propusieron, analizaron, discutieron y aprobaron las reformas constitucionales planteadas por el llamado Pacto por México, continuará entre los integrantes del Congreso de la Unión.

    Ya que a partir del inicio de la presente semana, en el Senado de la República, las comisiones unidas de Anticorrupción, Justicia y Estudios Legislativos Segunda, han iniciado los trabajos para llevar a cabo el nombramiento del titular de la Fiscalía Especializada contra la Corrupción por la Procuraduría General de la República.

    El senador del Partido Verde Ecologista de México, Pablo Escudero, presidente de la Comisión Anticorrupción de esta Cámara dio a conocer que ya iniciaron los trabajos correspondientes a la convocatoria, para todos aquellos que estén interesados en ocupar el importante y delicado cargo, la cual será dada a conocer a la brevedad. Ya que la reforma político-electoral indica que debe ser el Senado de la República la institución que determinará al titular de esta fiscalía.

    Organismo del cual hemos oído hablar a los políticos de todos los niveles de este país, desde el gobierno del desacreditado panista Vicente Fox Quesada, hasta el actual sexenio, sin que realmente se llegue a los hechos. Situación en la cual han caído todos los integrantes de los diferentes partidos políticos que han sido integrantes del Poder Legislativo de esta saqueada nación.

    La razón, sencilla de adivinar. Pues el tener en funciones una Fiscalía Especializada contra la Corrupción, que opere en el ámbito de la administración pública y que ellos mismos hallan aprobado su actuación, es como escupir para arriba. Y eso, nuestra desprestigiada clase política mexicana, simple y sencillamente no se va a arriesgar a hacer.

    Pues los análisis sobre el tema, me refiero a la corrupción, que han hecho organismos no gubernamentales nacionales e internacionales, desgraciadamente no dejan nada bien posicionado al país. Situación que todos conocemos, la debemos al esfuerzo incansable que la desprestigiada clase política mexicana se ha empeñado en lograr y lo ha alcanzado en algunos casos con creces, como los casos de los ex gobernadores de los estados de: Veracruz, Puebla, Tabasco, Coahuila, Tamaulipas, Oaxaca y Aguascalientes.

    Actitudes de todos estos personajes de la vida pública mexicana, que han logrado que organizaciones nacionales e internacionales, como Transparencia Internacional y Mexicana, según el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno, correspondiente al año 2013 y el Índice de Integridad y Anticorrupción en el Sector Defensa, que mide el riesgo de corrupción en 82 países, en 5 áreas como: política, financiera, recursos humanos, operaciones y contrataciones públicas, hayan colocado a México con una calificación de D. En donde A indica menor riesgo de corrupción y F mayor riesgo. Calificación que nos ubica en el mismo nivel que la India, Israel y Sudáfrica.

    Así pues, esta importante acción que están iniciando los senadores del Verde Ecologista, Pablo Escudero, del de la Revolución Democrática, Alejandro Encinas y el panista Roberto Gil, presidentes de las comisiones de Anticorrupción, Estudios Legislativos Segunda y Justicia respectivamente, lo hagan hasta lograr su aprobación, instalación y lo más importante que entre en funciones. Ojalá. No lo cree así estimado lector. Hasta el viernes. noti-sigloxxi@nullhotmail.com