Al fin, después de varios años, múltiples bloqueos carreteros y visitas a Xalapa taponando la calle Enríquez, los vecinos de aquella región recibieron con beneplácito el tramo carretero que va de Teocelo al entronque con la desviación a Xico, sólo siete kilómetros pero los vicios del contratismo complicaron su ejecución, felizmente resueltos ahora. Gerardo Buganza les explicó los motivos de la tardanza: “Lo hicimos para compensar el esfuerzo, para compensar los agravios de un gobierno que no había atendido sus peticiones, que no había sentido su reclamo…”. Aprovechó el Secretario de Infraestructura y Obras Públicas para decirles del interés que Noemí Guzmán Lagunes puso en el tema, siempre pendiente, dijo Buganza. Lo que no está demás, una ayudadita para la candidata a diputación federal en potencia por ese Distrito, no está de más.