Tecnológico

Xalapa, Ver. 08 de Ago. (SPI).- Las empresas constructoras que deberían hacer las villas para hospedar a los deportistas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, tampoco han cumplido con las obras que se prometieron para el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.

El secretario general de dicha institución educativa, Fernando González Rivas recordó que el Instituto entregó diez hectáreas de terreno a la Constructora Carpín para que edificara las villas  deportivas.

La empresa debería construir espacios deportivos, un biblioteca, dos laboratorios y un edificio de aulas en la institución educativa, sin embargo no ha colocado una sola piedra para iniciar.
“Nos causa incertidumbre que a cien días de los Juegos Centroamericanos no se ha puesto una sola piedra para iniciar los trabajos de construcción y más ahora que ya no serán villas olímpicas las casas que se construyeron en los terrenos del tecnológico”, expuso.

En entrevista, señaló que si esas casas que están construyendo ya no serán utilizadas para hospedar a los casi seis mil estudiantes, entonces existe temor que las constructoras no cumplan con su parte con el tecnológico y se queden con las diez hectáreas.

“Hay incertidumbre porque las villas no serán tales, entonces qué pasará con los espacios educativos que se tienen que hacer para el tecnológico y a cien días no se ha puesto una sola piedra”, insistió.

Dijo confiar en que el gobernador Javier Duarte de Ochoa atenderá el compromiso que tuvo en meses anteriores, pues las hectáreas entregadas a las empresas eran para actividades educativas del tecnológico.

Un grupo de estudiantes, demandó en todo caso que la constructora entregue al tecnológico un parte de las casas en construcción para que ahí puedan alojarse jóvenes de escasos recursos.

El 20 de marzo de 2013, el gobernador Duarte de Ochoa firmó como testigo de honor el Acuerdo para la Construcción de las Villas Centroamericanas.

En la ceremonia oficial el mandatario estatal anunció que una vez concluida la justa deportiva estas viviendas serían vendidas por las empresas constructoras a familias veracruzanas y otras destinadas a espacios educativos en beneficio de los alumnos del Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.