reforma-energetica

Xalapa, Ver. 14 de Ago. (SPI/Kaleydoscopio).- 7 de cada 10 ciudadanos dijeron que el contenido de la Reforma Energética es de gran importancia, pero 70% de los mexicanos considera que los legisladores opositores a los cambios legislativos no brindaron suficiente información sobre el tema, descubrió una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

El interés por las modificaciones aprobadas recientemente por el Congreso muestra matices, ya que 37 de cada cien personas dijeron que es de mucho interés para ellas y 33 que tienen algo de interés. En el bando del desinterés 19 dijeron que algo les importa y 11 de plano confesaron que es un tema que no les atrae nada.

Los entrevistadores realizaron 600 llamados telefónicos por todo México el 13 de agosto y hallaron que 34.6% de las personas señaló que no sabía de la reforma previamente, pero 65.1 respondió que estaba al tanto de los cambios en materia energética.

Los debates sobre la reforma se dieron durante meses y ocuparon amplios espacios en los medios de comunicación, pero 72.4% de los ciudadanos entrevistados por GCE consideró que la información que recibió fue insuficiente, únicamente 18.3% la consideró suficiente, en tanto que 9.3% no supo cómo valorarla o prefirió callar su grado de información.

Sobre las fuentes en que se informó a la sociedad de la Reforma Energética, Gabinete (www.kaleydoscopio.mx) descubrió que 64 de cada cien mexicanos (que sabían de la transformación legislativa) estuvo al tanto del tema por medio de la televisión, 15 la siguió en internet. 7 en la radio, 6 en periódicos y revistas, 5% en redes sociales, 2% por comentarios de la gente.

Más allá del medio en que se informaron, los encuestadores de GCE pidieron a los ciudadanos que consideraron que hubo suficiente información su opinión sobre si los legisladores que se opusieron a la aprobación de la reforma ¿defendieron bien sus argumentos en las cámaras? 49.6% cree que lo hicieron bien y 36.2% que lo hicieron mal. 14.2 se reservó su pensamiento o dijo que no sabe.

Un detalle interesante es que sin importar el grado de información o la consideración sobre esta, mayoritariamente, la gente tiene idea que la reforma no es una varita mágica en lo económico, pues 42 de cada cien mexicanos opina que los beneficios del cambio se verán después de dos años, 14 cree que en 24 meses se notarán y 24 que comenzarán en un año. 20 se refugiaron en el silencio o en el no sé para salir del tema.