Yunes Landa

Desayuno de trabajo del senador Héctor Yunes Landa con empresarios y dirigentes de organizaciones. Fue acompañado por José Luis Santiago López, Víctor Guevara Durán, Carlos Salvador Abreu, Carlos Soto Díaz y otros. 

Por Javier Laertes

 En materia de seguridad en México se vivió un retroceso durante los dos sexenios panistas, donde la gestión de Felipe Calderón detonó la mayor problemática que ha enfrentado el país, señaló el senador priista Héctor Yunes Landa.

En entrevista previa a una reunión con empresarios en Xalapa, el legislador se refirió a este asunto al ser cuestionado por el atentado que fue objeto el perredista Arturo Hervis en el estado de Puebla, a lo que lamentó el hecho y consideró que hay avances en seguridad, sin embargo, aún falta mucho por hacer.

“El tema de inseguridad es un problema grave que afortunadamente ha ido disminuyendo, afortunadamente escuche cifras de números que comparten no sólo los funcionarios que tienen su origen en mi partido, escuché al jefe de Gobierno compartir los porcentajes de disminución de la criminalidad en el país”, mencionó.

Destacó que el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, heredó “una papa caliente” refiriéndose metafóricamente a la situación de inseguridad que vivía el país.

“Nos tocó agarrar una papa caliente que afortunadamente se le está dando un buen tratamiento, mucho que hacer, muchos pendientes, espero que esto no siga sucediendo con nadie”, destacó.

Acusó que en dos administraciones federales que encabezó Acción Nacional primero con Vicente Fox y posteriormente Con Felipe Calderón, se vivió un retroceso en lo que inseguridad se refiere.

“Agarramos un país este gobierno federal de Peña Nieto en una crisis impresionante, terrible, un mal manejo, una década en materia de seguridad particularmente los seis años de Calderón creo fueron los que no sólo no resolvieron el tema, creo que son los que lo complicaron más”, señaló.

Asimismo fue cuestionado respecto a la denuncia que anunciaron legisladores de diversos partidos representados en el Congreso del Estado, en contra del panista Miguel Ángel Yunes Linares por presunto desvío de recursos público de los municipios de Boca del Río y Tantoyuca.

El senador y también primo hermano del ex director del Issste lamentó el “gopleteo político” pues considero que la ciudadanía está cansada de ello, por lo que ven mal a la política.

“No soy partidario de eso, si soy partidario de la crítica, del cuestionamiento cuando procede lo he hecho, incluso he sido autocrítico con mi propio partido, lo saben, yo no creo que a nadie le convenga ya el golpeteo permanente, eso le molesta a la sociedad, a la sociedad le molesta que los políticos nos estemos peleando, por eso la política es un término peyorativo para la sociedad”, manifestó.

– Haría un llamado para evitar esa situación?

– No me gusta hacer llamado, los hacía yo cuando era monaguillo allá en Soledad en la iglesia, eran llamados a misa y nada más.