Maryjose

Por Maryjose Gamboa

Día 31:

A casi un mes de sufrir el accidente y la brutal represión que con él desencadenó, por parte del Gobierno de Javier Duarte, tengo mucho que contar y sobre todo mucho que agradecerles, a ustedes lectores, SEGUIDORES EN REDES, amigos y al Notiver, medio para el cual seguiré colaborando a pesar de lo que prepara el gobernador, el procurador y el secretario de Seguridad Pública, para tratar de impedirlo, así es que creo que con este tema iniciaré.

Hasta este momento he podido seguir escribiendo, gracias a dos cosas; una, el amparo y a la solicitud a través de Derechos Humanos para ejercer mi profesión desde el penal, ya que actualmente es mi único sustento y por ende el de mi hija. Y dos; gracias a que cada día mis abogados, encima del trabajo que tienen, vienen por la columna y la llevan a Notiver, en donde alguien (agradezco con el alma que lo haga), retranscribe lo que envío en papel ilustración y a crayola, para que pueda salir impreso.

Pues bien, como el objetivo de este arbitrario encarcelamiento es justamente QUE NO ESCRIBA, Javier Duarte y los funcionarios mencionados, mueven cielo, mar y tierra para que siga en prisión, pero además, para que ningún juzgado me vuelva a otorgar un amparo que evite que me trasladen al penal de Pánuco, al parecer.
Quiero decirles que no es tan fácil y que no estamos dispuestos a permitirles que se salgan con la suya.
Para empezar estoy ya en manos de la justicia federal y para terminar si a pesar de eso lograran su cometido, está listo ya un equipo de abogados para trasladarse a donde me lleven, (si me dejo, porque aún estoy mal del cuello, espalda y brazo y con todo y orden del juez NO ME HAN ATENDIDO) y desde ahí alguno de ellos se encargará de seguir recogiendo la columna, ya que como abogados me pueden ver diario y retranscribirla y enviarla a Notiver.

Esperemos que no sea necesario, pero es importante que usted sepa, que a menos que me maten en el traslado o en otro reclusorio por órdenes de Duarte, NO PIENSO NI DEJAR DE ESCRIBIR, NI SUICIDARME.
Siempre amé mi trabajo y la vida, ahora que los valoro más que nunca, con mucha más razón.

Dicho lo anterior y antes de empezar con la lista de agradecimientos (que es interminable), le comento que una de mis fuentes más aplicadas en momentos de crisis, ME CONFIRMA que los 4 MIL MILLONES DE PESOS Sí SERAN SOLICITADOS y a más tardar en una semana.

Urge el dinero, DOS MIL MILLONES DE PESOS para los Juegos Centroamericanos, que hay que dar a la brevedad y DOS MIL MILLONES DE PESOS MÁS para REPONER las participaciones federales, que indebidamente Duarte retiene a los ayuntamientos.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación acaba de emitir un posicionamiento muy interesante. Asegura que ningún estado puede RETENER el dinero federal NI UN DÍA, y lo mejor, si alcaldes como Ramón Poo (que sí tiene dinero para pagar 300 pesos a quien se quiera manifestar en mi contra y en el D.F., pero no para cumplirle a la gente) sumisos y cobardes no se atreven a reclamar el dinero del pueblo que “representan” (porque no es suyo, ni del gobernador, es del PUEBLO), cualquier porteño o ciudadano de cualquier municipio gobernado por el partido que sea, puede DENUNCIAR que se están reteniendo las participaciones federales y la manera en la que eso le afecta y ¡PROCEDE!.

Me pasa el dato “Garganta Profunda”, que además de este crédito, Javier Duarte planea solicitar cinco minutos antes que acabe el sexenio (igual que hiciera Fidel Herrera) 6 MIL MILLONES DE PESOS MÁS, para dejar al estado con una deuda “oficial” de 60 mil millones y “extraoficial” de cien mil millones, cinco veces más que la que dejó Miguel Alemán (3 mil millones) a este par de sinvergüenzas.

Y todavía se atreve a decir ¡que la delincuente soy yo!

Paso ahora sí a la lista… Muchas gracias a Jorge Morales por el informe presentado después de su investigación sobre mi caso, en el cual detalla las irregularidades y violaciones a mis derechos durante todo el proceso.
Sé perfectamente lo que ésta muestra de valor y profesionalismo le está costando, o al menos lo imagino (amenazas, hostigamiento, mil insultos de los arrodillados que se alimentan de migajas, etcétera) y por lo mismo se lo agradezco más.

Sé que ya lo tiene la Relatora de la ONU, Catalina Botero, y lo anexamos a las observaciones y recomendaciones, que en breve emitirán los visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
Con todo el expediente seguiremos luchando porque lo que Javier Duarte y Luis Ángel Bravo pretenden no sólo me afecta a mí, sino también a cualquier veracruzano que cometa un delito que alcance fianza.

Ahora tendrá que esperar sentencia en un reclusorio, por lo que imagino cuántos terminarán encerrados en cada celda de 4 x 5, si ahora ya son 20 o 30, todo con tal de callarme, pero no me voy a dejar y tarde o temprano, se tendrá que hacer justicia porque yo tengo lo que ellos jamás podrán comprar ni tener, la CONCIENCIA TRANQUILA… ¡Bola de montoneros!

¡Ah!, y antes de seguir con os agradecimientos me cuenta el bien enterado e infiltrado especial, que el más interesado además de Duarte en mantenerme en prisión, es Luis Ángel Bravo, por un asunto “personal” de celos dice, NO ENTIENDO, creo que ahora sí terminó de enloquecer… tal vez porque soy más guapa que él ¡Dios mío!, que injusto y apasionado resultó el Procurador.

Pero en fin, es domingo y como una debe aprender a sobrevivir y tratar de estar tranquila para mantener la cordura y el valor, paso al tema de las visitas y la enorme alegría que causaron.
Después de casi un año de no verles, ese grupo de escuincles que éramos, jugando a hacer radio hace veinte años, se volvió a reunir aquí en prisión.

Pilar Preza, reportera de Univisión y la mejor voz de este país, Sergio Pavón, conductor de Telever y queridísimo prímo, Isis Zavala, amiga y compañera de muchos años y muchos medios, y Christian Domínguez, que no pudo llegar porque recibió un premio en Los Ángeles por las estaciones de radio que dirige en Monterrey, pero que estuvo en espíritu (dijera él), nos volvimos a abrazar y por un momento eso es suficiente para aliviar cualquier dolor del alma o el cuerpo.

Gracias a ellos por su cariño y solidaridad siempre.

También me dio mucha alegría ver a los compañeros y amigos del ayuntamiento de Boca del Río, gracias al síndico Guillermo Moreno, que siempre, no solo ahora, está pendiente de mí, a Víctor Barradas, procurador de la Defensa del Menor, con quien he trabajado estos meses y a quien agradezco que a cualquier hora esté dispuesto a ver algún caso de su competencia, Tavo Martínez, amigo y compañero desde la campaña, ayudando y dispuesto a dar la mano toda la vida y gracias Juan Manuel de Unanue, que sigue pendiente de las mujeres del Instituto que requieren apoyo del programa Boca de Todos.

Y desde luego, a la hermandad sororal de Inmujer Boca, un abrazo a todas y cada una, que se están partiendo en cien para cumplir.

Gracias a todos, Blanca, David Beristain, Dr. Cañas (el mejor pediatra del mundo y además, tiene un pegue con las chiquillas pacientes, bárbaro), muchas gracias a todos por estar horas haciendo fila, pasar por revisiones que rayan en lo absurdo y soportar todo, con tal de estar 15 minutos.
Maruchi Bravo, que vino con su esposo y mi amiga Paty, y que me hizo reír en medio de las lágrimas, de veras, sólo ella.

Lo que vivió en Pacho Viejo (por culpa de Duarte pa´variar), es inenarrable, aún así, y a pesar de las bajezas con las que la manda insultar el patán, ella firme, siempre alzando la voz por todas y todos.
Por ultimo gracias por sus cartas, lectores y lectoras, todas me llegan, junto con sus oraciones, a ellas me aferro cada día hasta que dure el infierno.

Hasta mañana.

P.D. Perdón a los que no mencioné pero ya no tiene punta la pinche Crayola, ni fuerza la mano.

Principio del formulario

Final del formulario