Llama la atención la nota periodística publicada en el periódico en línea alcalorpolítico.com acerca de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos considera incompatibles con la Constitución General de la República los artículos 16, 19, 32 y 59 de la Ley de Pensiones del Estado de Veracruz recientemente decretada por el gobernador de este estado. Concretamente se refiere a los artículos 16 y 19 como los que transgreden el principio de previsión social. Es difícil concebir que un organismo como la Comisión aquí referida se exprese en un sentido de manera tan categórica sin tener el basamento jurídico para hacerlo, por lo que es de presumir que su enfoque pondrá en aprietos a quienes concibieron la Ley, que no son precisamente los diputados, ellos sólo la aprobaron.