Los avances de la tecnología y su variada aplicación está resultando muy versátil pues ha servido para descubrir ladrones de vía pública como para desvestir a maleantes de cuello blanco. Un video exhibe al agente del Ministerio Público de Chicontepec aparentemente arreglando un chanchullo con un perito de la PGJ para extorsionar a un presunto asesino. El perito dice al indiciado: “Yo estoy abierto a todas las posibilidades, el hecho de que tú me digas mira le vamos a entrar a Belén cantando y eso para que yo no tenga ningún problema, no significa que yo voy a creer que tu eres un asesino, por favor, no, cómo crees, somos profesionistas”. El acusado insiste en su inocencia: “De mi parte, yo le pido que me haga las pruebas para no oscurecer algo que después no pueda salir, qué tal si después nos mete en problemas”. El perito ofrece un dictamen para que el Ministerio Público no tenga elementos para actuar. ¿Será auténtico el video?