Ya acusaron, luego entonces ya hay culpables y arman para eso un tétrico escenario, una patética muestra de la absoluta falta de respeto a la inteligencia de los demás, expresión nítida de lo que hace falta. Legisladores de cuatro partidos en el Congreso local, encabezados por el PRI, exponen que presentarán una denuncia ante la PGR contra Miguel Ángel Yunes Linares por posible ¡”desvío de recursos públicos…” cuando el señor no es funcionario en la entidad municipal de dónde supuestamente desvía el dinero! Piden que la “Secretaría de Fiscalización” (sic) intervenga las arcas municipales de Boca del Río y Tantoyuca e instruyen al Orfis para que sancione “con todo el peso de la ley a los responsables de la desviación de recursos públicos…”. Con grandilocuencia condenan “enérgicamente estos graves hechos y estaremos vigilantes de que se castigue con todo el peso de la ley a quienes infringieron nuestras leyes, dañaron a nuestras instituciones e intentaron torcer la vida democrática, exigimos respeto a nuestras instituciones, a nuestras leyes, a nuestro patrimonio y a nuestra democracia” (¿!). Solo faltó que enarbolaran la bandera de México y entonaran el himno nacional. ¡Qué bárbaros! Más respeto por favor. (El subrayado es nuestro)