El número de ingenios azucareros asentados en el Estado de Veracruz ha venido disminuyendo de 22 a 18 por el cierre de las factorías, eso representa la pérdida de empleos para la clase trabajadora y la pérdida de sustento económico para quienes siembran cosechan y comercian la gramínea de la zona de abastecimiento. Ciertamente, los aproximadamente 57 mil productores de caña en Veracruz han venido en declive. Ese hecho es notable porque Veracruz produce 2 del total de 5 millones de toneladas de azúcar del país. Basta visitar los sitios donde en mejores tiempos funcionaban los ingenios Independencia, San Francisco Naranjal, San Gabriel y La Concepción para medir el grado de pobreza que existe en esos lugares. Mientras, no se observa que en la Secretaría de Economía del gobierno estatal se implemente algún programa de apoyo a esas poblaciones.