El amparo que la maestra Gordillo había obtenido contra el delito de defraudación fiscal fue revocado por la magistrada Herlinda Velasco Villavicencio, quien originalmente se lo había concedido. Todo porque la titular del Cuarto Tribunal Unitario apeló y sustentó su determinación de seguir el juicio por una modalidad grave de defraudación fiscal y la magistrada del Quinto Tribunal lo avaló.