Por Virginia Durán Campollo 

11 de agosto del 2014

No puede llegar en mejor momento la instalación de la Comisión Contra la Trata de Personas, conocida también como de blancas, que establece el gobernador Javier Duarte en el estado de Veracruz. Y es que la esclavitud de las personas no solo es el hecho de tenerlos hacinados y explotados como en países como el África, que es ya historia y emancipación. En la modernidad, en nuestro país, los corporativos llámense sindicatos, ciertas asociaciones y partidos políticos de alguna manera explotan a las personas de diferentes maneras. Los tratan como “animales” al “acarrearlos” para sus manifestaciones, donde van adiestrados hasta para el golpeteo no solo verbal sino físico. Son llevados, apilados, en todo tipo de transporte hacia los lugares donde los candidatos electorales, darán sus arengas. Les ordenan cuando gritar, callarse o distorsionar el momento según las ordenes de sus líderes y contratantes. Con tortas, refrescos y unos cuantos pesos les pagan, mientras la negociación millonaria es con los titulares del negocio. ***Una organización que ejemplifica muy bien, entre otras, la trata de blancas es el consorcio denominado los 400 pueblos, quienes son “explotados” hace más de 40 años por vivales que representa un abogado corrupto.

Cesar del Ángel empezó encabezando a grupos de invasores de tierras, que finalmente no se sabe- de las que hayan logrado quedarse con ellas- si han sido lotificadas para beneficio de los supuestos campesinos. La explotación es clara: los trasladan a diferentes puntos del país, incluso en autobuses del Instituto del Transporte en Veracruz, para escenificar su lastimoso espectáculo en dónde son “encuerados” para mostrar sus “miserias”. Hombres, mujeres, niños, adolescentes y ancianos- ¿serán 400?- que bajo las intensas lluvias, calores y fríos danzan enajenados ante la mirada atónita de los espectadores. Pareciera que “estuviesen drogados, alcoholizados o enajenados”. Al igual que alguna secta satánica, están obnubilados y dirigidos. ***No se puede aceptar más ésta forma de maltrato a las personas y su explotación, para allegarse de millones de pesos como lo ha hecho éste hombre, que hoy denota un deterioro físico lamentable, como lo es la presencia de su hijo en el Congreso estatal. Una fortuna acrecentada con la demostración de la miseria de un país, pues sus acciones como son atípicas tienen registro a nivel internacional.

La agresividad que muestran los aleccionados es de gran peligrosidad para la comunidad, pues son capaces de atacar física y verbalmente a quien le critique y esa es una clara violación a las leyes. Nunca los intereses de una minoría pueden estar por encima del de las mayorías. Esas que se ven afectadas con toneladas de basura contaminantes; con el entorno lleno de deshechos físicos; con un ruido estridente de bocinas y matracas; la expedición de malos olores; la interrupción del tráfico; la visión degradante del ser humano y lo más grave: la trata de blancas con toda impunidad y con la aparente complacencia de los gobiernos que están impedidos o no quieren solucionar éste problema porque los necesitan para las elecciones. ***Es indudable el fracaso, en este caso en Veracruz, del secretario de gobierno Erick Lagos. Su inexperiencia e ineptitud, no le han permitido frenar no solo a este grupo sino a otros más que se manifiestan en la Plaza Lerdo, principalmente, trastornando la vida de los capitalinos de muchas maneras y afectando los comercios. No hay regencia. ***Su incapacidad, metió al gobernador Duarte en un escándalo que trascendió fronteras, en el caso de la reconocida, prestigiada y premiada periodista Claudia Guerrero Martínez, directora del Periódico Veraz, quien volvió a ser agredida por esos “rufianes” investidos de “pobres campesinos”. Dañaron sus propiedades y alteraron la tranquilidad de su familia, allegados y amigos. La cuestión es que organizaciones internacionales, como Artículo XIX y otros de defensa de los periodistas, han intervenido en apoyo de la agredida. Incluso el gobierno federal ha tomado cartas en el asunto y la periodista queda blindada por cualquier otra afectación. Pero qué necesidad, cantará Juan Gabriel. ***Según Wikipedia, trata de blancas significa “la trata de personas o comercio de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos o cualquier forma moderna de esclavitud. Es una violación a los derechos humanos, que atenta contra la libertad y la dignidad de las victimas consagrados en la Carta Magna. Esto envuelve la capitulación y el transporte ilegal de humanos”.

***Hay que reconocer que el alcalde Américo Zúñiga está escuchando a los pobladores de Xalapa. Hoy tocó el turno a los vecinos del Fraccionamiento Indeco Ánimas, que a través del presidente de colonos Javier Vázquez, presentaron una serie de peticiones y propuestas para mejorar la calidad de los servicios en esa zona, que ha estado muy abandonada. Lo interesante es que el alcalde se comprometió con los vecinos para llevar a cabo las ideas que se le expusieron y prometió estar atento para su realización. *** Sugeriríamos que no quedara sólo en un planteamiento, lo de la recolección de basura en horario nocturno. Al caos vehicular, ya insoportable, al que se suman manifestaciones, obras hidráulicas y otras, el que se haga de día es un verdadero trastorno. Muchos opinan que lo mismo se debe de hacer con las acciones de pavimentación y bacheo. Que trabajen a partir de las ocho de la noche, a las ocho de la mañana sugieren. Sobre todo ahora que se reiniciarán las clases. ***Y para las agruras del mole… usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.