Por Silvia Núñez Hernández

27 de agosto del 2014



Los ciudadanos que han decidido apoyar a la columnista, María Josefina Gamboa Torales, literalmente “nadan contra corriente” al tener que no tan sólo soportar los intensos rayos del sol, sino también el hostigamiento de quienes dicen ser parte tanto de la secretaría de Gobernación como de la dirección del municipio de Veracruz. Luego de la protesta en el Zócalo del puerto llevada a cabo la tarde de ayer, los subordinados de Ramón Poo Gil se dieron a la tarea de insultar e intentar desalojar a las personas que arribaron con pancartas y lonas a favor de la periodista presa por el gobierno y hacer uso de dicho espacio público. Los burócratas alegaban que la manifestación les echaban a perder el “Danzón” que semana tras semana le ofrecen a la población.

Se entiende que esa es su función. Para ello les paga el presidente municipal, Ramón Poo Gil -por supuesto de los impuestos de los veracruzanos- para poner la cara por él. Pero de eso ha incurrir en las majaderías y vulgar actitud para cumplir con su trabajo, es lo imperdonable. Le recordamos a estos individuos –que por cierto se nota su falta de ilustración y sólo responden como títeres lo que les ordenan- que el dinero con el que sostienen a sus familias derivado de su miserable función es pagado con dinero de los ciudadanos.

Cuatro integrantes de #YoApoyoaMaryJose denunciaron que luego de haber concluido su protesta en el Zócalo, fueron perseguidos por parte del personal de Gobernación -al parecer para agredirlos físicamente-  amparándose de que los escuetos medios de comunicación que dieron cobertura ya se habían retirado. Indicaron fueron más de 20 cuadras -desde el Zócalo hasta la facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana- que fueron perseguidos por estos malos servidores públicos. ¿Para eso se les paga? ¿Para orquestar una serie de bajezas en contra de quienes tienen derecho a la libre expresión?

Buenas cosas le está aprendiendo el empresario Ramón Poo Gil al gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa. Sin criterio alguno, el actual alcalde muestra su falta de inteligencia para decidir y no quedar como un abusivo y denigrante servidor público que se aprovecha de su envestidura para irse en contra de los ciudadanos.

Lamentable papel. Sabemos que sus subordinados no entienden otro lenguaje que la arbitrariedad y la falta de respeto a los veracruzanos. Sabemos también que su actitud tan sumisa es porque la orden proviene de muy alto nivel en el estado. Todo esto se conjunta con la falta de educación y cultura –como de ilustración- de estos sujetos, que por la misma ignorancia, son capaces de tirarse hasta de un puente si sus superiores se lo ordenan. Sin criterio para desempeñar su cargo dignamente y hacer lo correcto, los elementos de la dirección municipal de Gobernación actúan sin medir consecuencias pues los ciudadanos podrían responder las agresiones perpetradas por estos malos funcionarios con demandas legales.

Pruebas. Miles de fotos que los manifestantes tienen. Existe en la Procuraduría General de la República (PGR) señores poco ilustrados, un área especializada contra los malos servidores públicos; no dudamos que los ciudadanos en este caso hagan uso.

No hay a cual irle

El día de ayer, el joven Carlos Alberto advirtió alarmado sobre el amedrenta miento por parte de los elementos de la Policía Ministerial (PM), quienes mantenían una unidad –camioneta tipo Lobo con vidrios polarizados al parecer propiedad de un comandante- a las afueras de su domicilio, originando que su familia se alarmara.

Hace apenas unos días atrás, Carlos Alberto recordó la forma de como un grupo de PM –pertenecientes a la Procuraduría General de Justicia en el estado de Veracruz- ingresaron por la fuerza a su domicilio,  para supuestamente buscar a un presunto delincuente.

La situación hizo que tanto su abuela materna como su propia madre terminaron llorando de la desesperación. Afuera, el “operativo” de búsqueda se vino abajo, cuando arribó el padre del muchacho y de manera grosera y peyorativa le advirtieron que si Carlos Alberto insistía en participar en las manifestaciones a favor de Maryjose –por órdenes del gobernador- lo perjudicarían.

La madre del muchacho se encuentra absolutamente afligida, pero considera que el uso del poder en contra de su hijo es un exceso por parte del gobierno para intentar amedrentarlo y con lágrimas en los ojos, le solicita al ejecutivo estatal no diseñe una estrategia para dañar a su primogénito.

“Orejotas” en acción

Ni siquiera amable lector, me preocupa que me graben o tome fotos los orejas gubernamentales. Lo que provoca en mi persona –sobre todo alarma- como el gobierno del estado se tome el tiempo de contratar a cuanto “pordiosero” se encuentra por la calle, para que sean estos los que persigan y acechen.

Una colega periodista y su servidora, fueron alertadas sobre la forma como desde una camioneta dedicada a la distribución de materiales para la construcción, estacionada junto al ventanal donde ambas nos encontrábamos, para cínicamente tomar imágenes de nosotras. La impudencia a todo lo que da, por parte de la clase política. Lo que nunca he terminado de comprender, amable lector, es que existan personas sin escrúpulos que se dejen comprar y se presten a actos tan deshonestos sin una mínima decencia.  Además salen muy baratos para el gobierno hacer la función de orejas, pues les paga con refrescos y tortas.

Para su infortunio una servidora es realmente aburrida y no realiza actos que merezcan tanta persecución. Las actividades se concentran en actos meramente periodísticos y no de ultra espionaje como ellos quisieran. Mi esquema de trabajo no permite socializar mucho, por lo tanto es realmente una proeza que alguien pueda promover interés en salidas nocturnas. El alcohol no me gusta, jamás he probado algún tipo de estupefacientes y los cigarrillos, son consumidos de manera esporádica.

En fin inteligente lector, en su afán de pretender controlar todo se olvidan de lo esencial. Le sugiero al gobierno estatal que mejor se concentre mejor en “intentar” sacar avante sus dichosos Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, que al parecer serán los peores en la historia deportiva que el andar desgastándose en pretender castigar a quienes lo critican por la falta de obras y oportunidades.

Pregunta: ¿Y el distribuidor vial de La Boticaria? ¿Cómo para cuando lo piensan terminar?

Quejas y comentarios:

fueradefoco@nullagnveracruz.com.mx

fueradefoco67@nullgmail.com

Twitter

@AGNVeracruz

Facebook

AGNVeracruz

Visita www.agnveracruz.com.mx