20140511-Jose-Manuel-Suazo-Reyes-e1399834863597

Por Javier Laertes

 

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, afirmó que las más de 80 parroquias que se ubican en la región cuentan con un estricto control de sus ingresos y gastos, por lo que la fiscalización por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), a los diezmos y aportaciones que reciben no afectará su funcionamiento, ni operación.

El SAT anunció que se fiscalizarán todos los recursos que reciben y utilizan las diversas asociaciones y agrupaciones religiosas del país, mismas que tendrán que expedir facturas electrónicas.

“Esto  nosotros lo hacemos habitualmente con la Arquidiócesis porque es un deber moral informar, en este caso, en este momento llegue al arzobispado de cuáles son los recursos que ingresan a una parroquia y en qué se gastan esos recursos, además en las parroquias existe un Consejo Parroquial que está enterado de los gastos y cosas que se van haciendo en cada parroquia”, explicó.

En ese tenor el también religioso reconoció que una vez que se dio a conocer esta información, de inmediato se buscó acercamiento con la autoridad para recibir orientación y poder cumplir con el ordenamiento.

Mencionó que se trata de un nuevo esquema para los sacerdotes, pues su actividad regularmente se enfoca a la fe, sin embargo, ahora tendrán que adaptarse a estos cambios.

Explicó que cada una de las parroquias cuenta con un contador, con el que podrán apoyarse para poder atender las requisiciones del SAT.

Sin embargo, dejó en claro que las oficinas del Departamento de Economía de la Arquidiócesis de Xalapa, reciben cada mes el reporte de ingresos y egresos de cada una de las 85 parroquias.

Es por ello que insistió que ahora sólo esperan la orientación para saber cómo se procederá con esta adecuación fiscal, para dar cumplimiento cabal a la misma como todos los ciudadanos.