El diputado por el PANAL, Eduardo Sánchez Macías, atribuye la actual situación del IPE a que los exgobernadores no atendieron el problema a futuro, sólo se fueron pasando “la bolita” sin solucionar nada. Refiere a abusos en el manejo de las pensiones, algunas de las cuales alcanzan hasta 150 mil pesos mensuales. De allí que califique de valiente la decisión del gobernador al iniciar una nueva Ley de Pensiones; no se refirió, sin embargo, a las lagunas que esta padece y que están a punto de producir una cascada de amparos.