Los vecinos con casas adyacentes a la construcción del túnel sumergido de Coatzacoalcos han abordado al gobernador del Estado en cuatro ocasiones, y este les ha ofrecido intervenir para que se arregle el daño a sus viviendas provocado por el piloteo de la referida construcción. Ahora se quejan porque funcionarios de la secretaría de infraestructura y obra pública visitaron la reconstrucción del puente Coatzacoalcos I y no los atendieron. Alegan que el mandatario estatal les aseguró resolverles el problema y que la empresa Cotuco que construye el túnel se comprometió a demoler y construir diez viviendas, pero nada se concreta.