El legislador federal Alejandro Montano Guzmán ya levantó la mano como aspirante al gobierno del estado en el 2016, su declaración levantó polvo, aunque aclaró que servirá a los veracruzanos en la trinchera que le toque. Lo interesante de su auto registro como candidato estriba en que tácitamente reconoce la posibilidad de que va a haber una reforma de ley que homologue los tiempos electorales de Veracruz con los de la federación, en cuyo caso sí habría un gobernador de dos años para el periodo 2016-2018. “Yo sí le entraría por 2 años, tenemos que ver las circunstancias y que el Estado entre en un reacomodo y en una serie de acciones definitorias que marquen un proyecto inmediato, para de esta forma poder llegar en los dos próximos años a una elección presidencial, de diputados locales, senadores y gobernadores”, dijo. De ser así, ya falta menos para comprobarlo.