Las horas vuelan, los días corren, los meses pasan y cada vez es mayor la presión del tiempo en todo lo que tiene que ver con la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Despertando de un largo y casi permanente letargo, el diputado presidente de la Comisión del Deporte en el Congreso del Estado, Octavio Pérez, asegura que no está en riesgo la sede de estos juegos, pero se enreda cuando para avalar su dicho expresa: “hay obras que van en distintos avances, algunas ya están listas, otras batallando un poco más pero el avance se cumple en tiempo y forma” (¡?).