Al gobernador del Estado le ha tocado anunciar varias buenas nuevas para los veracruzanos, tantas que parecen de ensueño: 40 mil millones para el campo, la inauguración de la autopista México-Tuxpan, el arranque de los trabajos de la autopista Cardel-Poza Rica y ahora que el Instituto Nacional del Petróleo vendrá a instalarse en Veracruz. Por cierto, este Instituto debe ser de nueva creación pues aún desconocemos las funciones que llevará a cabo, pero imaginamos que serán diferentes a las del Instituto Mexicano del Petróleo creado en tiempos de Díaz Ordaz. Todos son proyectos del gobierno federal y ojala se conviertan en realidad porque Veracruz lo necesita con urgencia.