El investigador de la UNAM, Gilberto Esquivel, informa que Veracruz está en el quinto lugar nacional en materia de suicidios “y sigue en incremento”, solo por debajo del Distrito Federal, Nuevo León, Guadalajara y Guanajuato. Ese fenómeno lo atribuye a factores tales como el económico, la violencia doméstica, aislamiento y a la inseguridad que priva en el país. Para atacar el mal, dice, desde el punto de vista médico un procedimiento son las pruebas genéticas en psiquiatría que permita un mejor diagnóstico y sobre qué fármacos prescribir. Neurofarmagen es el nombre de la prueba genética, el problema es su elevado costo, 25 mil 500 pesos, prohibitivo para la mayoría de los mexicanos.