image (3)

Xalapa, Ver. 28 de Ago. (SPI/Kaleydoscopio).-México enfrenta grandes retos en el terreno de educación media superior y la situación crítica involucra problemas de acceso, deserción, rediseño de planes y limitaciones presupuestales, señala Lorenza Villa Lever del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. Y sólo llegan a las aulas seis de cada 10 personas en edad de estudiarlo.
La obligatoriedad -que plantea la cobertura total en el ciclo 2021-2022- implica aumento del presupuesto y contar con la instrucción a docentes, equipamiento de laboratorios o la compra de materiales.
El reporte de la Encuesta Nacional de la Juventud 2010 indica que 17.7% de los jóvenes de entre 16 y 18 años no estudia ni trabaja y la asistencia a la escuela disminuye a partir de los 15 años.
En el nivel medio superior, 87 de cada 100 hombres y 91 de cada 100 mujeres dependen de sus familias para solventar sus estudios. A nivel nacional, la falta de recursos es la causa principal de la deserción escolar.
La investigadora señala que además de las razones económicas y familiares el abandono está relacionado con la concepción de educación media superior en el país.
En especial, recomendó proponer a los estudiantes temas relevantes por asignatura e integrar programas orientados a resolver problemas.
A futuro, la obsolescencia del conocimiento -cada vez mayor- puede dejarlos fuera del mercado laboral. Ellos requieren aprender contenidos versátiles y saber cómo utilizarlos en cuestiones concretas.