noticia_13983_1

Por Javier Laertes

 

La venta de mujeres y niñas con fines matrimoniales continúa en diversos puntos de la entidad veracruzana, lo que representa un problema de equidad en el estado reconoció la diputada presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia del Congreso local, Mónica Robles Barajas.

“Es una práctica que sigue y que tenemos que seguir trabajando para que todas las autoridades, en este caso las municipales que son las que tienen el contacto más directo con la ciudadanía, intervengan en estos casos”, señaló

En entrevista previa a la inauguración del “Encuentro de Emprendedoras y Empresarias: Género y Economía”, la legisladora de local del PVEM señaló que no sólo en zonas indígenas como Zongolica se lleva a cabo esta práctica pues en lugares como el puerto de Veracruz se dan los casos.

“Desafortunadamente sí, sigue siendo una práctica y no solamente en la región de Zongolica, ayer estaba en el puerto de Veracruz en una reunión con el alcalde y con la titular del Instituto Municipal de la Mujer del puerto y nos estaba comentando del caso de una mujer que había sido vendida por su padre”, señaló.

En ese tenor explicó que de acuerdo a la legislación del Estado, está prohibido el matrimonio de menores de edad, así como también la venta de personas está catalogado como trata y es un delito.

“Está prohíbo en la legislación, es un delito es trata cuando una persona vende a otra y también está prohibido el matrimonio para menores de edad, ahora lo que hay que buscar es que esta ley se aplique, está tipificada la trata también para usos laborales”, detalló.

Dejó en claro que para hacer frente a esta problemática las personas que son víctimas deben presentar las denuncias correspondientes ante la autoridad, para que se proceda y se evite siga creciendo esta práctica.

“El gran problema en la medida en que las personas confiemos en las autoridades, nos atrevamos a denunciar es que vamos a poder ver el ejercicio realmente de nuestros derechos”, apuntó.

Resaltó que se trabaja de manera directa con los Ayuntamientos que son los que tienen el trato de primera mano con la población, por lo que en los casos que tienen que ver con la violencia hacía la mujer, así como venta de menores los Instituto Municipales de la Mujer tienen que intervenir para promover la cultura de la denuncia.

“Hay un trabajo muy fuerte que se tiene que hacer de capacitación, de concientización de las propias mujeres, desde los Instituto Municipales de la Mujer, es el contacto más inmediato, es un trabajo que es continuo”, reiteró.

Finalmente dijo que no se cuenta con cifras o estadísticas específicas del número de casos que se presentan en la entidad.

“No se puede hablar de porcentajes, los caos que nos llegan los atendemos”, concluyó.

Foto:Buzónxalapa