Ahora resulta que la aparición de MORENA como partido político afecta directamente al PRD no al Movimiento Ciudadano, como asegura la dirigente estatal de este partido, Rosario Quirasco Piña. Su visión es errónea porque carece de objetividad ya que MORENA irrumpe en el escenario político electoral mexicano hoy por hoy dominado por el PRI cuyo voto duro le es fiel, nada que ver con la inestable lealtad de quienes figuran en partidos pequeños como Movimiento Ciudadano y el PT, en el espectro de la llamada izquierda. Movimiento Ciudadano es uno de los partidos que tendrá serias dificultades para completar el 3 por ciento de la votación total que la ley exige para conservar el registro. Aducir que solo el PRD acusará el impacto de la marea provocada por MORENA es desconocer o intentar ocultar el escenario en el que se mueven.