Si lo que afirma el diputado Cuauhtémoc Pola se acerca a la verdad, la legislatura local debiera acordar un serio extrañamiento a Víctor Alvarado, secretario del Medio Ambiente, por haberles asegurado que no son concesiones sino contratos las que poseen los propietarios de los Verificentros en la entidad. Por otro lado, asegura el diputado por el Movimiento Ciudadano, que los amparos de los concesionarios van a prosperar: “El secretario del Medio Ambiente, cuando fue a platicar con las comisiones, dijo que los actuales titulares de los verificentros no eran concesionarios, que eran únicamente permisos, pero los que tiene verificentros demostraron en el Congreso que sí tienen el permiso, lo que afecta su derecho y garantía (…) falta a la verdad”. Recuerda que su rechazo a la iniciativa fue debido a la inconstitucionalidad de la misma. Anticipa el legislador que los ciudadanos también debieran ampararse por los altos costos de las multas establecidas en la ley reformada; pero es tarea de los diputados informarle a la población lo que conviene hacer para su defensa.